¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Estrategia de contenidos marco para Compliance Penal” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog

Estrategia de contenidos marco para Compliance Penal

Fotografías, vídeos, presentaciones
Estrategia de contenidos para evitar condenas penales. Foto: J. d’Anna

La implantación de una estrategia de contenidos proactiva es uno de los pilares de un plan de Compliance Penal para empresas que eluda o atenúe posibles condenas devastadoras. El asesor jurídico de la empresa u organización ayudará en la elaboración del Programa de Cumplimiento Normativo (Compliance Penal), pero será el estratega de contenidos quien convierta las medidas de prevención de riesgos penales en un mensaje tecnológicamente estándar, compuesto semánticamente, y útil comunicativa y legalmente, que contribuya a aportar valor de marca.

El estratega puede partir de esta propuesta marco que se adaptará a las circunstancias de cada empresa u organización con un plan de Compliance.

Contexto legal de las empresas y una escapatoria

Aunque la redacción del Código Penal español no exige a las empresas —y organizaciones no gubernamentales, fundaciones y entidades de todo tipo— un programa de actuación destinado a obtener la exención penal y la eliminación de riesgos delictivos, implícitamente lo recomienda. Cada vez son más firmas de todo tipo que encargan a sus asesores legales la elaboración de un plan de previsión.

La estrategia de contenidos aporta protección legal, detecta posibles delitos y aumenta el valor de marca

La necesidad deriva de la consideración legal, desde 2010, de que las personas jurídicas son responsables penalmente cuando, de una u otra forma, se han beneficiado de un hecho delictivo cometido por sus administradores o trabajadores, hubiera o no conciencia del mismo. Este concepto se extendió en 2012 a partidos políticos y sindicatos. Hoy los procedimientos judiciales contra los primeros ocupan las noticias.

En la práctica, la reforma legal aplicable desde 2015 implica que una empresa puede verse condenada por el delito cometido por algún trabajador, si se ha visto beneficiada. Las penas pueden ser sanciones descomunales que supongan la paralización de la actividad, el cierre de centros de trabajo, la intervención judicial de la compañía o, incluso, la disolución de la misma.

Para atenuar estas penas, el propio Código Penal establece una serie de actuaciones que, anticipadamente a la comisión del delito, debería haber llevado a cabo la organización. En su artículo 31 bis, apartado 2, se establece la exención de responsabilidad de la persona jurídica si el delito fue cometido por sus responsables o administradores y se habían establecido medidas de prevención:

El órgano de administración ha adoptado y ejecutado con eficacia, antes de la comisión del delito, modelos de organización y gestión que incluyen las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos de la misma naturaleza o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión

Condición 1ª. Apartado 2. Artículo 31 bis. Código Penal

Por lo tanto, prácticamente exige la elaboración de un plan Compliance Penal. Las otras tres condiciones son la supervisión del modelo de prevención por parte de un responsable jurídico con total autonomía de decisión, que el autor del delito hubiera eludido fraudulentamente el plan de prevención, y que no se hubieran producido omisiones o negligencias en su aplicación. En las organizaciones autorizadas a presentar cuenta de pérdidas y ganancias abreviadas, el responsable del control puede ser el mismo consejo de administración.

Si alguna de estas cuatro condiciones sólo se puede acreditar parcialmente, se considerará como un atenuante.

El apartado 4 del mismo artículo del Código Penal se refiere a los delitos cometidos por los trabajadores causando un beneficio a la empresa u organización. En él se insiste en la necesidad de un plan de prevención.

Modelo marco de una estrategia de contenidos proactiva

Frente a cualquier tipo de reticencia, la implantación y ejecución de un plan Compliance Penal en la organización o empresa es una oportunidad para convertir una exigencia legal en un contenido útil capaz de aportar valor.

La construcción de una estrategia de contenidos eficaz sobre este contenido se sustenta en cuatro elementos: el canal de denuncias sobre sospechas, la identificación del responsable del control y vigilancia, la transparencia empresarial y, especialmente, la fecha que dé fe de la antelación previsora frente a posibles acciones penales posteriores.

Una estrategia de contenidos marco se articularía en una única página, accesible desde todo el sitio web corporativo, construida con los siguientes apartados:

  1. Formulario de denuncias. Destinado a cualquier usuario que sospeche de determinadas prácticas de la organización, directivos o empleados. Debe ser lo más anónimo posible, para animar a la denuncia. Se requiere la intervención de un programador para que cada formulario sea recibido, sin ninguna posibilidad de intercepción, por el responsable del Compliance Penal designado.
  2. Identificación del responsable. La potestad investigadora y sancionadora debe recaer en el menor número posible de personas; preferiblemente en una. La identificación concreta, con nombre y apellidos, número de teléfono y correo electrónico directos, y la explicación de sus funciones son esenciales para otorgar credibilidad a los usuarios.
  3. Código de conducta de la organización. El código de conducta ética y moral, incluso cuando supera ampliamente la prevención de tipos delictivos, es una diferencia sustancial de la empresa frente a sus competidores, un marco de confianza con sus clientes y usuarios, y un elemento de valor de marca. Constituye una cláusula contractual que, si se dispone de él, es necesario publicar.
  4. Catálogo de medidas disciplinarias. Tal y como exige el Código Penal, la organización tiene que disponer de unas medidas sancionadoras que corrijan la infracción de los procedimientos de control interno. Es una buena idea publicarlas con detalle. En su defecto, el estratega de contenidos hará una cobertura genérica de las disposiciones internas.
  5. Auditoría interna periódica. Publicación de la auditoría interna anual en formato web, totalmente accesible, estándar tecnológicamente, reusable y semántica. Es la oportunidad para demostrar, si se dispone de la certificación, que se cumple el ISO 19600, y para determinar los niveles de riesgo por puestos de trabajo o secciones de la empresa. Desde la auditoría puede ser conveniente hacer menciones a los rasgos más significativos de las auditorías de períodos anteriores, que hayan sido sustituidas por la actual. La antigüedad de las auditorías y sus menciones es, a efectos penales, un factor vital.
  6. Fecha. Como en el punto anterior, la fecha de actualización de los datos publicados es vital. Es importante que sea comprensible para máquinas y es probable que interese introducir una fecha de actualización para cada uno de los apartados previos.

El estratega de contenidos puede proponer la contratación de servicios de grabación de la página web, como el de la Biblioteca del Congreso de los EEUU, que puedan dar fe indiscutible de que en determinada fecha el plan de acción era público, notorio y operativo. Estos servicios tienen un coste adicional, pero ante un tribunal adquieren una importancia trascendental.

Adicionalmente, será necesario crear una estrategia de contenidos para la relación con el denunciante. La reacción ante la denuncia y su expresión también son pruebas de una actividad de prevención ante el delito. Habrá que decidir en qué momentos se informa al denunciante de los procesos y hasta qué punto se detallan tanto las verificaciones como los procedimientos sancionadores, para evitar fugas informativas a competidores que pudieran usar la denuncia para desestabilizar la organización.

La claridad y la transparencia de esta estrategia de contenidos juegan a favor de la empresa y de su reputación corporativa.

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.