¿Nos autoriza a instalar cookies durante su navegación por Estrategia del Contenido?

“Construcción de contenido asequible con metáforas cognitivas” entrada del blog corporativo de Estrategia del Contenido

Comunicación eficaz, competitiva y sostenible

Consultoría / externalización:
Periodismo de Marca, Estrategia de Contenidos, Semantic SEO y Content Marketing

Ruta de la página y presencia en Redes sociales

Buscador interno

Si le resulta más cómodo, puede utilizar también las opciones opensearch en este website

Buscador
Blog
Publicidad

Novedad editorial

Periodismo de Marcas

Fundamentos, operativa, transformación empresarial y perspectiva económica

Carlos J. Campo

Construcción de contenido asequible con metáforas cognitivas

Fotografías, vídeos, presentaciones
Pulgares como metáfora de las gentes de Cuneo, Italia. Foto: F. Littera

El uso de metáforas en la expresión habitual es inherente a la comunicación humana. Forma parte del sistema conceptual de codificación de mensajes y permite entender la realidad. Usando metáforas logramos la aprehensión de realidades complejas a partir de fenómenos más simples.

De hecho, usamos metáforas permanentemente y sin darnos cuenta. Hablamos de agujeros negros, de efecto mariposa o de efecto invernadero y prácticamente todo el mundo comprende que hablamos de fenómenos de antimateria, de relaciones causa-efecto y de cambio climático.

Ventajas del contenido metafórico

La construcción de la metáfora nueva requiere un proceso de síntesis cuyo éxito depende del grado de descodificación que logre el emisor. Si entiende la explicación a la primera será un éxito. Si la metáfora es reutilizada por terceros, será asumida como pieza del discurso general y se integrará como elemento cultural en la comunicación sobre el tema. El éxito será mayor.

Fundamentalmente, una metáfora es un juego lingüístico entre conceptos disonantes que benefician la comunicación de cualquier mensaje:

  • Facilita la descripción de conceptos, acontecimientos y acciones distintas.
  • Genera formas de expresión y estereotipos culturales.
  • Evoca gráficamente conceptos abstractos.
  • Ayuda a la comprensión de la comunicación cotidiana.
  • Reduce el nivel mínimo de experiencia del receptor.
  • Proporciona una precisión subjetiva compartida entre el emisor y receptor. Ambos comparten la profundidad conceptual de la conversación.
  • Contribuye a la economía de la expresión.

Si una metáfora no se comprende a la primera, sólo produce confusión y hay que eliminarla urgentemente del discurso.

Pautas de construcción cognitiva de metáforas

La creación de metáforas es especialmente útil cuando se pretende generar contenido inmersivo. Para ello se utilizan los conceptos teóricos de la cognición corporizada, que establece una conexión cerebral para interpretar la realidad a partir del recuerdo de una experiencia corporal del individuo.

El principal teórico de la cognición corporizada, George Lakoff, 1 establece tres tipos de metáforas y distintos patrones de conexión conceptual.

  1. Metáforas orientacionales. Los conceptos se organizan en una relación espacial entre ellos, partiendo de la experiencia corporal del individuo: subir, bajar, alzar, descender, etcétera. Son unas metáforas sistemáticas y culturalmente universales. Existe una comprensión coherente para casi todos los individuos del mundo. Los patrones establecen que la felicidad se sitúa arriba y la tristeza, abajo; el futuro, adelante, y el pasado, atrás; lo positivo se sitúa arriba y lo negativo, abajo. A cada concepto se le atribuye una cualidad. Decimos que la bolsa cae, que el proyecto se fue a pique, que el candidato tocó el cielo, que los socios le dieron la espalda y que el precio de la gasolina se desplomó. Y es evidente que un proyecto no puede literalmente naufragar ni el precio de la gasolina acabar en el suelo. Hay que tener en cuenta que estos patrones no siempre se cumplen. En la metáfora los precios están por las nubes, se invierte el sentido.
  2. Metáforas estructurales. Un concepto conecta con otro, connotando o denotando semióticamente un sentido nuevo. Lakoff establece unos patrones esenciales en los que un concepto utiliza verbos, calificativos y expresiones de otro concepto totalmente distinto. El patrón medicina se vincula con el belicismo para convertir una curación en una salvación, hablar de lucha contra la enfermedad o de matar el nervio. El tiempo es dinero: hacerlo me costó tres horas. Pero también es transporte: nos acercamos a las fiestas navideñas. Las discusiones son una guerra: sus argumentos son indefendibles. La vida es un desplazamiento: el líder estaba perdido y en un callejón sin salida. La muerte es una partida: el proyecto pasó a mejor vida. El nacimiento es una llegada: los lectores esperan el periódico prometido. Las personas son recipientes tridimensionales: la modelo tenía una profunda personalidad y no era superficial. Y las personalidades tienen sabor: tiene un carácter agrio.
  3. Metáforas ontológicas. Los acontecimientos, las actividades y las emociones se consideran una entidad o sustancia. El concepto se corporiza. Habitualmente decimos que hay que alimentar al vehículo (aprovisionarlo de gasolina), ponerse la pilas (infundirse ánimo como si este fuera un suministro eléctrico), la brecha tecnológica se acorta (se convierte la diferencia en una distancia medible) o la noticia fue un mazazo (el impacto emocional se convierte en algo físico).

El uso de estos patrones no es excluyente de la combinación con los demás.

Referencias

  1. ^

Añadir un comentario

Regístrese con Twitter

Para comentar necesita una cuenta de Twitter y registrarse con el botón situado a la izquierda. Así no tendrá que recordar claves de usuario. El sistema publicará un tuit por usted con el comentario.